Miguel de la Quadra-Salcedo y AGRhumus


 

Miguel de la Quadra-Salcedo

Foto Zeleb

de la Quadra llegó una mañana de 1993, no recuerdo el día ni el mes, pero sí que era verano. Por entonces era un hombre fornido, de presencia y mostacho imponentes que dirigía la popular expedición “Ruta Quetzal” por IberoAmérica, Misiones formaba parte de esa ruta, y nuestro proyecto parecía reunir suficientes atractivos para su visita.

El encuentro: olores, sabores, sensaciones y la pregunta del millón

Estábamos reunidos bajo el “gran mango” cuando su visita nos cogió de sorpresa, de la Quadra-Salcedo se mostró interesado especialmente en los criaderos de yacaré y de ñandú, además de los cultivos y las construcciones que prácticamente sin medios estábamos levantando con la finalidad de establecer un modelo agropecuario capaz de repartir minifundios, casa, herramientas y semillas a cuántas familias pudiera acoger un proyecto que ocupa ya más de 80ha en San Ignacio de Misiones (Paraguay).

Miguel de la Cuadra Salcedo-AGRhumus-Tato

De izquierda a derecha: dela Quadra-Salcedo, Juan Navarro, Cleyton, Tato Peña, Ricarddo Ariza y Carlitos Gutierrez.

Visitó en primer lugar la granja de caimanes y avestruces y se interesó vivamente por las zonas de cultivo y agricultura orgánica, los viveros y las piscifactorías. A medio día el olor a sorubí a  la brasa con mango y papaya reunió a más de 350 personas bajo la carpa central, la mayoría campesinos. También hubo en el menú milanesas de yacaré, sopa paraguaya, chipa y guazú, y ensalda con flores de parchita y zapayito, la sobremesa se alargó por horas y Miguel se mostró atento y afable.

Al atardecer se sentó con nosotros frente al mate y el teleré al menta y limón y se interesó en nuestras historias, pidió un cesto de verdura y cogiéndome desprevenido me preguntó:

-¿Qué haces tú aquí?. La pregunta me “cogió en pelotas” porque me hizo preguntarme a mi mismo qué hacía yo allí.

Algo intuyó y no pude evitar sincerarme, sólo recuerdo que me dijo que encontraría mi camino.

Donde quiera que vayas, donde quiera que estés…

No sé explicar lo que ocurrió después, 23 años más tarde mi camino se ha cruzado con otros caminos, con otros caminantes y mi destino me ha llevado a otros destinos.

de la Quadra  ya no está, y hoy lo he recordado tal y como lo conocí:

” Encontré mi camino, guardo memoria por ti, espero que también tú encuentres el tuyo ahora…  donde quiera que vayas, donde quiera que estés.”

Tato

 

AGRhumus
Formación y cursos de agricultura orgánica y permacultura, diseños permaculturales personalizados, asesoría y programa mentoring de proyectos agroecológicos.
AGRhumus on EmailAGRhumus on FacebookAGRhumus on GoogleAGRhumus on TwitterAGRhumus on Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *