¿Malas hierbas? 13 listas para el diagnóstico rápido del suelo y 5 fichas descargables


Las malas hierbas para el diagnóstico del suelo en el huerto es lo que vamos a tratar en este artículo de hoy.

Así que ya te aviso de antemano que si lo que buscas es cómo eliminar las malas hierbas comunes con insecticidas, fungicidas o herbicidas, aunque sean ecológicos, este artículo no es para ti.

Por el contrario vamos a ver la cara buena de estas plantas en la agricultura ecológica y orgánica para que dejen de ser indeseables.

Voy a contarte cómo hacer un diagnóstico rápido de tu suelo y cómo identificar el lugar idóneo para tu huerto orgánico o ecológico a través de plantas vivaces, las mal llamadas malas hierbas o adventicias.

Además al final de este artículo tienes un enlace de descarga gratuita con acceso a 5 fichas individuales de las malas hierbas que considero imprescindibles en tu huerto y que seguro tienes cerca de tu jardín..

malas hierbas diagnostico del suelo

Las malas hierbas y el complot de la industria

Es histórico el desprecio, y sobre todo el prejuicio de la agronomía, hacia las adventicias o plantas espontáneas a las que se consideran malas hierbas o maleza en cualquier jardín, y se las acusa de incontables perjuicios a la hora de cultivar, laborear el suelo y cosechar los cultivos.

Esa es la mentalidad de una cultura belicosa hacia la naturaleza a la que se declara la guerra por el solo hecho de que resultan un estorbo para los intereses personales y de la política económica entre otros.

Y desde luego para los intereses de los mercados, con sus productos mágicos de jardín, con los que hacen un gran negocio con todo tipo de venenos y herbicidas para exterminarlas, y de paso dañar gravemente el medio.

De manera que eso de las malas hierbas es un prejuicio que viene bien al negocio de los productos y de los venenos. Máxime cuando muchas son tan útiles en los huertos y en nuestros bancales como masa de compostaje, acolchado y coberturas; ya que son ricas en clorofila, enzimas, aminoácidos, ácidos orgánicos y sales minerales como el nitrógeno, potasio, fosforo, zinc, etc.

Sin embargo, muy al contrario de lo que comúnmente se piensa y su mala fama, las malas hierbas, plantas silvestres y adventicias lejos de ser un enemigo a muerte, son una herramienta más, y  son un verdadero aliado en los huertos para el agricultor despierto y sensible con la naturaleza.

Ofrecen incontables beneficios y ventajas para quien las conoce, reconoce y sabe sacar partido de su alianza.

Muchas de estas malas hierbas son medicinales y terapéuticas, incluso comestibles, pueden ser aprovechadas en nuestros cultivos como fertilizadoras, podemos elaborar nuestros propios productos naturales, son verdaderas aliadas alelopáticas e incluso son indicadoras del hábitat y la calidad y estructura de nuestros suelos de cultivo.

En las siguientes líneas abriremos boca a a diferentes tipos de supuestas malas hierbas, a sus incontables ventajas, e intentaremos hablar de cuantas conocemos para centrarnos finalmente en cinco de ellas.

Y cuyas cualidades sí podemos aprovechar de gran ayuda como plantas amigas en nuestros agrosistemas, sean estos grandes o pequeños, para tus cultivos e incluso para tu jardín.

¿TE GUSTA LO QUE ESTÁS LEYENDO?

Suscríbete y recibe contenido extra sólo para suscriptores

 

Aseguramos 100% tu privacidad. No compartimos tus datos con nadie.

 

Empecemos pues…

 

Funciones beneficiosas de las malas hierbas o plantas adventicias

Te dejo una breve relación de las ventajas que ofrecen al suelo las malas hierbas y estas humildes aliadas del agricultor orgánico que vive en reciprocidad con la naturaleza:

  1. Ejercen un rol útil y ecológico al favorecer la expansión del agrosistema y el desarrollo de la biodiversidad.
  2. Incrementan el número beneficioso de huéspedes deseables y bichos como mariquitas, áfidos, abejas, arañas y pequeños animales que mantienen el equilibrio de la vida silvestre y el control biológico de plagas.
  3. Frenan la erosión.
  4. Evitan la pérdida de nutrientes.
  5. Colaboran en el tejido y aumentan la rizosfera del suelo (conexión de microorganismos beneficiosos).
  6. Son un sistema excelente para el diagnóstico de la calidad, estructura y composición del suelo.
  7. Aportan materia orgánica rica en nutrientes.
  8. Pueden servir como acolchados y coberturas en los cultivos.
  9. Son excelentes añadidos extra que mejoran la calidad del compost.

planta silvestre comestible curso

Cómo controlar las malas hierbas sin que se suba el santo al cielo

Existen prácticas preventivas tanto para evitar posibles efectos invasivos como para aprovechar su presencia:

  1. Las labores de asociación y rotación de cultivos impiden su excesiva proliferación al mantenerse el suelo activo.
  2. Ciertas formas de laboreo sencillo junto al uso de acolchados, mullidos y coberturas impiden que éstas se hagan descontroladamente con el lugar, ya que la fermentación inhibe el desarrollo de las semillas. De todas formas es bueno recogerlas y amontonarlas frescas y aún jóvenes y sin flor.
  3.  En la elaboración de insumos autóctonos para aportar sus cualidades nutricionales y organolépticas. Podemos elaborar con ellas desde productos bioferlilizantes a elaborados naturales con un efecto inmunoestimulante y preventivo, atrayente o repelente.
  4. Para evitar su expansión en ciertos lugares es bueno mantener ciclos con el terreno libre de ellas, hasta que la densidad de siembra disminuya su presencia.
  5. Podemos disponerlas por alelopatía aprovechando los componentes liberados por unas y otras en el medio ambiente, así ellas mismas se controlan mutuamente. En este caso también nuestros cultivos las mantienen a raya. Encontraremos un ejemplo en el cultivo de saúcos, e incluso los pepinos evitan el avance de las Ecchinochoas y los Amaranthus.
  6. Hay muchas malas hierbas que ellas mismas se asocian a los cultivos acompañándolos y beneficiándolos como es el caso de las alquemilas, las violetas, etc.

Abriendo boca a las malas hierbas como indicadoras naturales de diagnóstico

“Campo con Ebrus y mendas no lo vendas” 

“Tierra de yezgos no se la des al yerno”  

“En el huerto donde hay ruda, todas las plantas tienen fortuna”

“A quien tiene ruda la Virgen le saluda”

“La flor del romero, de la abeja es curandero”

 

El conocimiento de las malas hierbas o plantas y flora arvense como indicadoras de la naturaleza viene de muy lejos y de orígenes remotos.

Es un conocimiento conservado a través de la transmisión oral: las culturas orientales, precolombinas, africanas, muy anteriores a lo que llaman el viejo continente, ya reconocían y catalogaban especies indicadoras del clima, el entorno y el suelo.

Existen dichos populares y refranes por todo el mundo que avisan de cuando un terreno es adecuado o no para el cultivo sólo mencionando que hay estas o aquellas plantas y flores. O con menciones a sus hojas, raíces, tallos y flores.

A lo largo de toda Iberia existen refranes que guardan aún muy valiosa información etnobotánica que han sobrevivido al paso del tiempo, y a los efectos de la globalización. Por otro lado, muchos de estos saberes corren peligro de desaparecer si no son rescatados.

 

Noostros desde AGRhumus los rescatamos!

 

Diagnóstico rápido del suelo

  1. la Hierbabuena (Mentha arvensis) y el tusilago (Tussilago fárfara) informan de suelos con buena retención de agua.
  2. La ortiga (Urtica) es un indicador de suelos fértiles y nutridos, sobre todo  en nitrógeno; aunque también puede hablarnos de exceso de estiércol.
  3. El llantén mayor, las manzanillas y potentilas revelan suelos compactos y limo arcillosos.
  4. Las alteas, artemisas y centáureas revelan suelos ricos en potasio.
  5. Donde hay digitalis purpurea, violetas y droseras hay poca cal.
  6. Las salvias pratensis y violetas indican suelos básicos o alcalinos.
  7. Las verónicas, ilex aquifolium y las galeopsis indican suelos ácidos.
  8. Las gramíneas,  juncos, las alquemilas, y los equisetum se establecen en suelos malos.
  9. Los rumex pueden indicar encharcamiento de agua y suelos ácidos poco oxigenados.
malas hierbas para diagnostico del suelo

¿La conoces?

Un montón de exquisito conocimiento además de sencillo y barato que no nos cabe en la cabeza de tanto que hay, pero que podemos asimilar poco a poco con paciencia, observación y experiencia.

He intentado resumir esta vasta información esforzándome en esquematizarla para que te sea práctica a la hora de aplicarla en tu experiencia.

Los nombres de cada especie en latín, y la variedad de familias complica un poco la labor, por lo que no dejaremos de mencionarlos dando prioridad al nombre vulgar con el que nos sentimos más cómodos y familiarizados.

Evidentemente voy a hacer un recorrido genérico lo que quiere decir que cada región tiene sus características peculiares que hacen variar relativamente el comportamiento climático y estructural del suelo y de las plantas.

Queda claro que no existe ciencia exacta al respecto y que se nos van a quedar variedades por el camino, entonces te agradeceré encarecidamente que me lo recuerdes en un comentario y compartas cuanto sabes.

¡ Será bueno para todos…!

13 Listas de diagnóstico rápido con malas hierbas

1. Suelos excelentes

La artemisa (Artemisia vulgaris)

Hierba gallinera o pamplina (Stellaria media)

Malva (Malva sylvestris)

Bledo mercurial (Mercuriales annua)

Ortiga menor (Urticas urens)

2. Suelos con estructura regular

Avena (Avena fatua)

Manzanilla silvestre (Anthemis arvensis)

Té de huerta (Lithospermum officinale)

Consuelda real o espuela de caballero (Consolida regalis)

3. Suelos con mala estructura

Cola de caballo (Equisetum arvense)

Juncos (Juncus)

Poligonáceas (Polygonaceae )

Manzanillas (Matricarias)

4. Suelos con alto contenido en nitrógeno

Ortiga (Urtica urens y Urtica dioica)

Artemisa (Artemisia vulgaris)

Cenizo (Chenopodium álbum)

Amor de hortelano (Galium aparine)

Cardo santo (Senecio vulgaris)

Amaranto (Amaranthus retroflexus)

Bledo mercurial (Mercuriales annua)

5. Suelos básicos o alcalinos

Salvia de los prados (Salvia pratensis)

Violeta (Viola)

Mostaza de campo (Sinapis arvensis)

6. Suelos ácidos

Veronica (Veronica chamaedrys)

Acebo (Ilex aquifolium)

Cáñamo bastardo (Galeopsis tetrahit)

7. Suelos limo-arcillosos

Potentila (Potentilla anserina)

Llantén mayor (Plantago major)

Camomila (Matricaria discoidea)

8. Suelos areno-limosos

Familia de escrofulariáceas (Scrophulariaceae)

Hierba de conejo (Fumaria officinalis),

Ortiga roja (Lamium purpureum).

9. Suelos con falta de cal

Las de género Rumex

Las de género Drosera

Gordolobo (Verbascum densiflorum)

Pensamiento salvaje (Viola tricolor)

Dedalera (Digitalis purpurea)

Pie de liebre (Trifolium arvense)

10. Suelos con falta de potasio

Trébol rojo (Trifolium pratense L.)

11. Suelos con mucho potasio

Artemisa (Artemisia vulgaris)

Las de género Centaurea,

Malvavisco (Althaea officinalis)

Fumaria (Fumaria officinalis L.)

Adormidera (Papaver somniferum)

12. Suelos agotados o cansados

Cenizo (Chenopodium álbum)

Hierba mora (Solanum nigrum)

13. Suelos y tierras salinas

Bolsa de pastor (Capsella bursa-pastoris)

Las de género Plantago

Artemisa rusa (Artemisia marítima

planta silvestre comestible curso

¿La conoces?

 

5 malas hierbas imprescindibles [fichas descargables]

De entre toda una variedad de supuestas malas hierbas he elegido las 5 que considero más comunes, conocidas y fáciles de encontrar e identificar.

Si están presentes en tu huerto tenlas en cuenta y si no procura tenerlas porque son muy interesantes:

 Ortiga

 Consuelda

 Diente de león

 Llantén mayor

 Capuchina

La descarga contiene fichas individuales de cada planta con:

 Foto y cómo identificarla

 Curiosidades útiles 

 Diagnóstico del suelo

 Usos hortícolas

 Usos culinarios

 Usos terapéuticos

 Plantilla base para que hagas tus propias fichas

Y sé que me he quedado súper corto, aunque he mencionado muchas de las que habitualmente  veo por aquí en nuestra finca, sobre todo por estas fechas.

De todas formas cada región tiene sus características muy particulares, lo que hace que no haya ciencia exacta en el diagnóstico de suelos y tierras. Incluso cada planta tiene variaciones de hojas y flores según la tierra o su localización climática.

En fin, que existe todo un tesoro en las mal llamadas malas hierbas al que podemos sacar buen provecho, y de paso cultivar biodiversidad.

Hasta aquí por hoy y por si acaso tener con qué curarnos, librarnos de ciertas enfermedades, abrigarnos y comer. Y así no tendremos que emigrar a las américas…

¿Cómo aprovechas tú las malas hierbas? ¿Te animas a dejarnos alguna más? ¿Sabes algún refrán?

¡¡¡ Deja tu comentario y comparte en tus redes!!!

Tato Peña
Cofundador de AGRhumus. Armonólogo formado en la Escuela de Sistemas y Ecología Profunda con más de 30 años de experiencia en agricultura orgánica, permacultura y sistemas integrados.

Desde 1985 impulso proyectos de desarrollo rural en colaboración con Cooperación Española, Universidades Internacionales y Ministerios Agrícolas.

Profesor de Filosofía Holística desde 1989 y presidente de la Asociación Internacional de Investigación y Divulgación Holística, donde desde 2009 desarrollamos modelos de Ecoxistencia y Laboratorios de Vida.

Ideólogo e impulsor de la Agroecología Integrativa como modelo de transición, económico, medioambiental y eco-social.
Tato Peña on Facebook

28 comentarios en “¿Malas hierbas? 13 listas para el diagnóstico rápido del suelo y 5 fichas descargables

  • Esa es la gran discusión a la hora de iniciar un huerto (y con los vecinos), la agroindustria llama mala hierba o maleza a toda especie no sembrada, por mi parte intento expandir el concepto de que mala hierba es una planta en mal lugar y en mal momento y que antes de quitar una planta ha de haber una razón ¿afecta negativamente en algo? De lo contrario ha de dejarse donde está, el hecho de desconocer una planta no es razón para quitarla.

    Mejor las llamamos: otras hierbas o hierbas espontáneas, pero no malas hierbas, he visto repetidas veces paisanos exterminado verdolaga y otras útiles especies cual malas hierbas.

    Posdata: ya que soy objetor de conciencia al uso de software privativo y plataformas sociales privadas, privativas y centralizadas no uso facebook así que 🙁 y ya te digo, puedo explicarte este tema incluso desde el punto de vista de la puericultura, es como usar abonos y pesticidas sintéticos, parecen útiles, pero envenenan el ambiente, te quitan soberanía, generan dependencia y a medio plazo se hacen menos productivas hasta acentuarse los factores negativos. Te invito a refleccinar y hablamos sobre el tema todo lo que quieras, al mismo tiempo te invito a abandonar youtube a cambio de archive.org las ventajas son enormes.

    Saludos.

    • Hombre Juan Santiago te echábamos de menos! eres un “radical” encantador 😉 y tus comentarios siempre son oportunos.

      Te felicito por tu labor y no desistas en tu empeño, por aquí los campesinos “convencionales” también arrasan con todo.

      No creas que no reflexionamos a diario sobre ello, pero hoy por hoy el momento de proceso en el que estamos requiere navegar en las dos aguas, ya que mantenemos una plataforma de tránsito y transición con el objetivo de llegar a [email protected], pero llegado el momento acelerar procesos y filtrar para pasar al siguiente nivel evolutivo.

      Nos servimos del sistema sólo hasta cierto punto y conscientes de lo que podemos obtener. La naturaleza del proyecto se fundamenta en el cambio de percepción, el autoconocimiento y el desarrollo de una conciencia y por ello tenemos que dirigirnos a cuantos puedan intuir una vía fuera del sistema o el modelo, y eso conlleva un tiempo.

      El tema de las malas hierbas (lo decimos con rintintin.. y a buen entendedor…) da pie a una cuestión que no dentro de mucho creará un nuevo modelo que ampliará la visión de lo que es el biocultivo y creará tendencia.

      Lo que estamos haciendo ahora es aparcelar zonas con densidad vegetal e incluso adaptar especies tranplantándolas. También nos servimos de los panales de abejas y otras faunas para crear actividad melífera y floral. También puedes coger llantenes, gordolobos, cardos, consueldas, capuchinas, tréboles, fumarias, onagras, etc y cuanta planta encuentres en la zona y trasplantarla a un lugar que sirva de vivero de etno-biodiversidad.

      Convierte la labor en un trabajo de campo y documéntalo. Los polinízadores harán el resto. Acordona o valla la zona y pon cartelitos descriptivos de la especie, y haz un seguimiento del biocultivo silvestre. La gente flipará pero después de un tiempo los adaptas al vergel o el bosque comestible buscando interacciones. La gente de las proximidades acabará respetando tu labor y de pasos harás pedagogía inculcándoles cultura de la permanencia.

      Un saludo desde la Cabana de estos que siempre te/os tienen en cuenta. Por cierto te hemos enviado mail con las fichas 😉

      • Por el momento de las hiervas que crecen silvestres hemos aislado (se puede decir domesticado) Cicuta, lecheras silvestres, celidonia, menta blanca (por aquí la menta blanca es endémica, crece todos los años en grandes cantidades y se la considera una mala hierba y no se aprovecha de ninguna de las maneras posibles), malvas, cardos, hinojo, verdolaga, nepeta cataria y árnica. Algunas son autóctonas y otras las han triado y se han asilvestrado., trebol hay uno local muy grande que hace un color verde diferente al centro y flores azules, el trebol blaco lo hemos implantado con éxito.

        • Muy bien!

          Al que no cree hay que hacer como con los niños… no aprenden por decírselo, aprenden con el ejemplo.

          Abrazo enorme compañeros, alegría y salud!

      • Te doy toda la razón.Siempre hemos arrasado con todas las hierbas que no conocemos (como dice el dicho) QUE ATREVIDA ES LA IGNORANCIA.

  • Este artículo es genial.Muy esclarecedor e informativo. Muy agradecida por poder aprender de gente como tú que comparte tan generosamente sus conocimientos.

    • Gracias a ti Maria Jose!!

      por estar ahí, por leer, por agradecer, por enseñar aprendiendo, por tu positivo mensaje, por tu receptividad, por comentar y por transmitir tanto en dos líneas.
      Un fuerte abrazo 😉

  • Hola, yo tengo olivares en los cuales dejo crecer la hierba, me gusta tener hierba, pero a la hora de quitarla no puedo meter maquinas ya que tiene muchas piedras.hay alguna manera eficaz?

    • Hola Ángel, puedo imaginármelo pero se hace muy difícil tener una impresión real. ¿Qué plantas son? ¿Las tienes identificadas?

      El asunto es que las mal llamadas malas hierbas acabarán siendo tendencia en el biocultivo. Hoy por hoy, creo yo, lo mejor que puedes hacer es echar tierra sobre esa zona de piedras, dejar que brote lo que hay debajo, añadir semillas silvestres y esperar que se forme un tapizado, que a modo de cobertura facilitará que salgan las plantas que a ti te interesan.

      Con el tiempo las voraces dejarán de brotar al no tener espacio y no ser dominantes. Es bueno desbrozarlo de vez en cuando al rente, con una guadaña o desbrozadora.

      Así empezarás a crear un pequeño sector de biodiversidad que no te perjudicará y además te encantará. Sobre todo si transplantas especies del entorno y las adaptas. Creerán que estás loco, pero eres el futuro 😉

      Un saludo

    • Hola Isabel!
      qué raro, pero a veces si se hace “clic” muchas veces sobre el “me gusta” de una página el ordenador detecta que puede ser un robot y va filtrando poco a poco. Tal vez por eso todavía no te deja tener acceso.

      De todas formas acabo de enviarte un mail.

      Un fuerte abrazo y gracias!!!

  • Hola Tato, que bueno descubrirte! Nunca es tarde para que lleguen las cosas buenas…
    Yo en el campo del huerto tengo diente de león, llantén, cola de caballo, algún junco en la zona humeda, trébol, mentastro, gordolobo, malva, un circulo de hipérico, algo de bolsa de pastor…así que por lo que dices no es muy buen suelo ¿no?
    Gracias y abrazos!!

    • Gracias a ti Rosymor!

      Tu deducción puede aproximarse a lo que sería las condiciones de tu suelo, ya que son plantas presentes tanto en suelos fértiles como en suelos presuntamente no óptimos. De todos modos las referencias que me das son muy interesantes, sobre todo cuando hay malva, mentastro, trébol, diente de león e hipérico. Todo parece indicar que el suelo tiene una estructura buena.

      No creo que la cola de caballo sea necesariamente un mal indicador, ni siquiera el junco, cuando éstos se encuentran en su medio idóneo que es la proximidad a una riera o un humedal. Seguramente me equivoque pero ¿estás por zona meditarránea?¿me equivoco?

      Te recomendaría conocer el tipo de suelo y las proporciones en arcilla, arena, limo etc A partir de ahí hay todo un mundo de posibilidades.

      Puedes sacar un partido medicinal a esas plantas enorme!!!

      Un fuerte abrazo

    • Hola Francisco! has ido a dar con una de las bienhechoras más voraces de la legión silvestre.

      Hay maneras de frenarla pero requiere un cambio de percepción en cuanto al modo de concebir el tejido del suelo. Como materia orgánica siempre tiene utilidad, yo la utilizo mucho para aterrazar y como material de agarre en geoconstrucción. Si consigues que se establezcan plantas silvestres que desarrollen un manto(como tréboles por ejemplo) la grama se retraerá, el caso es que las semillas no vean la luz.

      Un saludo Francisco, ya nos contarás
      Tato

  • Me parece un método de detección de suelos muy bueno, de acuerdo al lugar en donde se establecen nos indican el tipo de suelo y hay que darle la importancia de las plantas silvestres que para eso existen. como medicinales, alimenticias o bien como materia orgánica que sirve de cobertura vegetal al suelo. Un cambio de conocimiento en el manejo de agricultura tradicional, cambiando paradigmas para mejora del entorno natural de nuestro medio ambiente.

    • De acuerdísimo José Jualián.

      Y todos tenemos por delante un gran reto, que es hacer acopio de este conocimiento, llevarlo a la investigación y divulgarlo.

      Gracias por abrir espacio a lareflexión.

  • Cuando arrancamos con la huerta en “la millor terreta del món” el campo estaba en barbecho varios años. Teníamos verdolagas de hasta 2 metros de diámetro, órtigas que formaban preciosos tapices y otras tantas que no puedo identificar. Casi nos dió lástima tener que arrancar determinadas plantas y conservamos todas las semillas que pudimos pero habia que cultivar. A día de hoy nuestra parcela es un espectáculo de flora y fauna, mi ojo se ha ido entrenando a distinguir tonos de verde y las hierbas autóctonas han pasado a formar parte de nuestra dieta con gran gusto y disfrute. La espiral de aromáticas se tapizó de verde de un día para otro con cerrajones (diente de león) Vamos a surtir a vecinos y amigos de purín de ortígas. Casi me dá hasta pena el riego a manta con esas zonas que no puede crecer nada, me planteo colocar losas de rodeno para tener zonas de paso y cultivar en plano. Malas hierbas dicen, ¡redeu!

    • jajaja lo que describes es una maravilla, da ganas de pasarse por ahí.

      Las pequeñas cosas ganan con la sensibilidad y el tiempo, en ellas está el tesoro.

      Cúidalo, ya eres un guardián.

  • El Helecho común, que lleva por nombre científico Pteridium aquilinum, es una planta altamente invasora y tiene una serie de sustancias que generan hematuria vesical bovina cuando los animales pastan en potreros donde existe la presencia de esta planta. Cual sería el método de control que Uds. me recomendarian para que ésta no invada los potreros y los animales no la consuman?.

    • Hola José, soy de la opinión de que la naturaleza no ha hecho nada en balde y somos los seres humanos los que creamos ciertos impactos en el medio.

      Cierto es que el helecho es un concentrador de nutrientes, con una memoria muy primitiva. El medio natural del helecho es el bosque, en realidad no es invasivo de las praderas sino el resultado de la deforestación, la mecanización del campo y el sobrepastoreo, esto genera suelos ácidos y con carencias, que obligan al ganado a consumir helechos y también musgos entre otras muchas especies consideradas “malezas”.

      Lo que te recomendaría es cambiar el método de pastoreo e inclinarte a por ejemplo el “Manejo Holístico”, seguro que obtendrás resultados muy positivos y reveladores.

      Hoy, el fenómeno revolucionario de la agroecología está despertando un gran interés por cuestiones que han sido ignoradas durante mucho tiempo y eso es bueno. El mundo de los helechos está por conocer y toda la “prensa negativa” que puedan tener no oscurecerá los numerosos beneficios que aportan.

      Te digo esto porque no tengo noticia de que eso esté ocurriendo en Europa de forma tan severa como ocurre en Colombia, Perú o Ecuador, por lo que intuyo que eres de allí. De hecho nuestro ganado pasta entre helechos y ni siquiera lo consumen.

      Un fuerte abrazo, y gracias por tu comentario.

  • Gracias Tato por compartir generosamente tus conocimientos.
    Estoy comenzando con mis huertas ecológicas y es enriquecedor leerte y leer los comentarios de quienes llevan tiempo en el tema.
    Hay un dicho por ahí: “La hierba mala nunca muere”, por algo será digo yo y lo asocio inmediatamente con la maravillosa resistencia que tiene el ginkgo biloba.
    Un abrazo desde Chile!

    • Hola Juanita! precisamente hablas de uno de los árboles más maravillosos que hay. Es una pasada el Ginkgo Biloba!

      Hace tiempo estuve en Chile de paso, por la cordillera, allí se practica agricultura orgánica de las más avanzadas, a mi parecer. Es un lugar tan fantástico como su gente.

      Un fuerte abrazo y bienvenida.

  • Hola Tato y Equipo:
    Los felicito por esa labor tan hermosade procurarnos un mundo Biodiverso. Aqui en Mexico trabajamos con Agricultura Orgánica y allgo de Agrohomeopatia, las mal llamadas MALEZAS las hemos convertido en BUENEZAS. Son abonos verdes, casa de Microorganismos y de Macroorganismos, son ALIMENTO y MEDICAMENTO. Y esto lo sabe la industria de agrotóxicos; Observa una etiqueta de sus herbicidas y su recomendación es para eliminar las plantas Medicinales (Malezas para ellos), casualmente ellos tienen laboratorios y te venden “medicinas” en las farmafias…BAYER por ejemplo…
    Me gustaria contar con la informacion de estas BUENEZAS y tu experiencia con ellas. Te comento que será información para divulgar en Cursos, Talleres, Charlas, Etc. Y asimismo pueden contar con la informacion que hemos generado y que está al servicio de los campesinos.
    Un saludo afectuoso

    • Hola Ignacio. Muy cierto todo lo que dices en tu comentario y casi mejor que “no comment” para no liarme la manta con este tema jajaja.
      Las fichas (acabamos de enviarlas a tu mail) son un material sencillo que hemos hecho accesible a todo el mundo, tenga o no contacto con la agricultura. Pero si te son útiles siéntete libre de usarlas para tal servicio.

      Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *