Éticas y principios básicos de permacultura


Desde sus inicios en los años ’70 la permacultura ha estado influenciada por los principios éticos. Son la pauta de cualquier diseño, no importa su tamaño, su ámbito ni su escala.

Puedes y debes tenerlos en cuenta en el diseño de un huerto, un jardín, una casa, un sistema integrado, un negocio, o en la relación con tu vecino, tu comunidad y por supuesto contigo mismo.

Muchas veces, y sobre todo en los inicios, te encuentras que queriendo poner en práctica los 12 principios del diseño permacultural, aparecen muchas dudas y obstáculos durante el proceso de diseño.

Por eso es bueno en ese punto volver al origen, soltar el lápiz y el papel, y preguntarte  si tu diseño está cumpliendo con las éticas y los principios básicos de diseño para poder seguir avanzando.

Si este es tu primer contacto con la permacultura, te recomiendo leer el artículo de iniciación sobre qué es permacultura, donde hacemos una introducción desde cero y a fondo que te ayudará mucho a complementar este contenido.

Lo que sí se puede decir es que los principios éticos de Holmgren, junto con los principios de actitud de Mollison, son la base para cualquier diseño permacultural y de cualquier diseño agroecológico y sostenible.

 

eticas y principios basicos de permacultura

Foto de una Andecha asturiana: el término “andecha” deriva del vocablo latino indicere (anunciar) –se “llama a Andecha”- y consiste en un trabajo personal, voluntario y gratuito que se ajusta al esquema de la reciprocidad equilibrada: “Hoy por ti, mañana por mí”. La andecha se inscribe por ello dentro de los trabajos que el derecho laboral denomina amistosos, benévolos y de buena vecindad. La mano de obra de la andecha es reclutada atendiendo a lazos familiares, de amistad o vecindad, para hacer frente a los habituales trabajos del ciclo agrícola que resultan más acuciantes y a aquellas tareas que son particularmente gravosas para las familias del pueblo que atraviesan circunstancias especiales como viudedad, enfermedad o similares. La andecha también se convoca para ayudar en el acarreo de materiales en la construcción o reparación de un edificio. Similar concepto existe en la cultura vasca, bajo el nombre de auzolan, y en la valenciana, con el nombre de tornallom. (Wikipedia)

 

Un poco de historia

Lo primero sobre lo que quiero reflexionar es que las éticas básicas no son exclusivas de la permacultura.

A lo largo de la historia de la humanidad las éticas agroecológicas se han desarrollado y llevado a cabo a lo largo y ancho del planeta por infinidad de tribus y culturas antiguas.

Culturas que adoptaban estas éticas para la organización de su comunidad, donde ecología, economía y sociedad se integraban y complementaban constituyendo verdaderos sistemas integrados.

La agricultura permanente, demuestra por sí misma que las éticas permaculturales se ha practicado desde hace miles de años por culturas sostenibles.

Esta agricultura permanente es el término empleado por Mollison y Holmgren en los ’70 para definir la permacultura. Término que ya había sido acuñado por Yeomans en los años ’40 y que puso en práctica una década más tarde con lo que conocemos como gestión del agua o diseño Keyline.

No podemos olvidarnos en este punto que a finales de los años ’30 Masanobu Fukuoka junto a Mokichi Okada implataron en Japón la agricultura natural o de labranza cero. Incluso un poco antes, también otro japonés  Toyohiko Kagawa ya establecía las bases del cultivo de los bosques.

Y en 1929, Joseph Russell Smith escribió Tree Crops: A Permanent Agriculture (Cultivos de Árboles: Una Agricultura Permanente).

Podemos seguir retrocediendo en el tiempo lo que queramos, y siempre encontraremos referencias a la agricultura permanente y sus éticas.

Soy de la idea de que dejar de ver la permacultura como algo nuevo o reciente nos dará mayor percepción para su mejor comprensión y puesta en práctica.

 

Efectos de la posguerra en la ética ecológica

Creo que supongo bien si digo que fue el daño causado por la Segunda Guerra mundial lo que dio pie al rescate de la “permacultura” y otras muchas prácticas, teorías y filosofías ecologistas.

El expolio, la contaminación, la pérdida de biodiversidad, el agotamiento de los suelos, el uso de agroquímicos, la destrucción de los agrosistemas, el declive energético y un largo etcétera de corruptelas económicas, sociales y ecológicas puso en pie a una sociedad con tendencia ecologista y consciente.

Hacía falta recuperar una ética sostenible y ecológica que considerara a la humanidad como parte de su entorno, y se propusieron cambios culturales, políticos, sociales y económicos que hoy más que nunca están tomando valor y fuerza.

Y entre ellas, por supuesto, está la permacultura.

Conceptos como resiliencia, ecología social o ecofemisnismo tan modernos y utilizados ahora, nacieron precisamente en esa época y contexto.

La posguerra fue el germen para que años más tarde las teorías de pensadores, ecólogos y filósofos como Fritjof Capra, Arne Næss, Rachel Carson, Lynn Margulis o Damark entre otro muchos otros, sentaran las bases éticas en las que  se apoya la permacultura y otros movimientos ecosociales.

¿TE GUSTA LO QUE ESTÁS LEYENDO?

Suscríbete y recibe contenido extra sólo para suscriptores

 

Aseguramos 100% tu privacidad. No compartimos tus datos con nadie.

 

Así que a mi parecer la comprensión de los principios éticos de la permacultura no se reduce a 3 simples puntos, que se pasan por alto y se dan por hecho en muchos cursos de permacultura, sino que requieren comprender un abanico enorme de áreas que dan sentido a la agroecología:

  • ecología
  • sociología
  • antropología
  • física
  • biología
  • economía
  • filosofía
  • etc

 

Ecología profunda o ecología sistémica

Y tú te preguntarás ¿pero qué dice esta ahora de ecología profunda? ¿no estábamos hablando de permacultura?

Pues sí, digo bien y dices bien.

Tómate unos segundos para leer esto, en wikipedia encuentras lo siguiente:

La ecología profunda es una rama reciente de la filosofía ecológica que considera a la humanidad parte de su entorno, proponiendo cambios culturales, políticos, sociales y económicos para lograr una convivencia armónica entre los seres humanos y el resto de seres vivos.

Establece ciertas normas que se apoyan en una visión de la naturaleza con una noción de la realidad y el lugar que ocupamos como individuos en el planeta. Considera que los seres humanos no tienen derecho a pasar por encima de la diversidad, únicamente para satisfacer sus necesidades vitales.

 

Quédate bien con la ecología profunda, porque los 3 principios éticos de la permacultura están ahí.

No me cansaré nunca de repetir que en la Ecología Profunda (o Ecología de Sistemas) y la Teoría de Sistemas está todo lo que necesitas saber sobre permacultura.

Y que Bill Mollison y Holmgren hicieron un esfuerzo por aunar todo este conocimiento y hacerlo llegar al mayor número de personas con un lenguaje sencillo y accesible. Porque entrar en la ecología profunda requiere de tiempo y estudio, créeme.

El mismo Holmgren hace referencia a la relación de los principios de la permacultura con la Ecología de Sistemas o Ecología Profunda en el libro La esencia de la permacultura que puedes descargarte desde aquí en PDF, cuando dice:

Los fundamentos científicos de los principios de dieño permacultural radican generalmente, dentro de la moderna ciencia ecológica y más particularmente dentro de la rama de la ecología llamada “ecología de sistemas” (La esencia de la permacultura-pág.9)

 

Éticas y principios de la ecología profunda

Si lees un poquito más sobre el tema, encontrarás algunas de las bases de la ecología profunda:

  1. Equilibrio entre ser humano y naturaleza.
  2. Límite de recursos naturales, propuesta de una ciencia integral y abierta.
  3. Revisión de las pautas del crecimiento económico
  4. Discurso austero, mayor contacto con otras formas de consumo e intercambio.
  5. El hombre al servicio de la tierra.
  6. Aquellos que suscriban estos puntos tienen la obligación de, directa o indirectamente, intentar aplicar los cambios necesarios.

Y si tiras un poco más del hilo es fácil conocer la esencia de las éticas y principios:

  1. El bienestar y florecimiento de toda vida humana y no humana sobre la tierra tienen un valor en sí mismos (valor intrínseco). Estos valores son independientes de la utilidad que proporcione el mundo no-humano a los fines humanos.
  2. La riqueza y diversidad de formas de vida contribuyen a la realización de estos valores, y a su vez son valores en sí mismos.
  3. La humanidad no tiene derecho a reducir esta riqueza y diversidad excepto para satisfacer sus necesidades vitales básicas.
  4. El desarrollo de la vida humana y de su cultura es compatible con un sustancial decrecimiento de la población humana actual. El desarrollo libre de la vida no-humana requiere necesariamente ese decrecimiento.
  5. La interferencia actual del hombre en el mundo natural no-humano es excesiva, y la situación está empeorando rápidamente.
  6. Por tanto las políticas actuales han de ser cambiadas. Estas políticas afectarán a la economía básica, a la tecnología y a las estructuras ideológicas. Los temas resultantes de estas políticas serán muy diferentes a los actuales.
  7. El cambio ideológico está principalmente relacionado en apreciar la calidad de la vida muy por encima del intento de conseguir para sí un mayor nivel de vida basado en el consumo desmedido y la acumulación material de bienes. Existirá una profunda conciencia de la deferencia entre grande (cantidad) y grandioso (cualidad).
  8. Aquellos que suscriban estos puntos tienen la obligación de, directa o indirectamente, intentar aplicar los cambios necesarios.

¿Te suenan de algo?

¿Ves la relación con los principios éticos de la permacultura? ¿Y con los principios de diseño?

Si es la primera vez que te acercas a la permacultura ahora mismo vamos a ver la relación entre los principios éticos de la ecología profunda y los principios éticos de la permacultura.

Pero si ya eres permacultor/a lo has visto con claridad seguro. ¿Verdad?

De momento nos centramos en los principios éticos, pero más adelante veremos qué relación guardan estas éticas y principios de la ecología profunda con los 12 principios de diseño permacultural en un nuevo post.

 

Los 3 principios éticos de la permacultura

Principios_eticos_permacultura_Permandala.

Graham Burnett

Los principios éticos de la permacultura no estaban citados ni mencionados explícitamente en la literatura de origen, y no aparecían en los libros de Mollison.

 Cuidar la tierra

 Cuidar a las personas

 Reparto justo de la riqueza

Fue a raíz de elaborar e impartir cursos de permacultura cuando Mollison los incluyó junto a los principios de actitud para ampliar la percepción de sus alumnos y fomentar el pensamiento sistémico.

DESCARGA NUESTRO eBOOK GRATUITO CON LAS CLAVES Y HERRAMIENTAS NECESARIAS PARA:

principios de actitud ebook guia

 

1. Aplicar los principios de actitud de la permacultura en tu vida personal.

2. Generar a tu alrededor los cambios de transformación social que sueñas.

3. Formar parte de la gran familia permacultural y regenerar el planeta.

 

 Recibe gratis y ahora mismo una copia del eBook en tu correo:

Aseguramos 100% tu privacidad. No compartimos tus datos con nadie.

 

1. Cuidar la tierra

Conservación del suelo, los bosques y el agua

Entender este principio es aceptar la responsabilidad en el cuidado y uso de los recursos naturales del planeta que habitamos.

En el planeta existen multitud de seres vivos que viven y conviven en ecositemas y sistemas, que se relacionan y son interdependientes, donde cada uno tiene su función y todos son necesarios para la correcta evolución.

Se hace necesario conocerlos para así poder comprender los procesos, los ciclos naturales, las leyes universales y los ciclos energéticos que tienen efecto sobre el sostenimiento y mantenimiento de la vida.

Entender este primer principio es fundamental, ya que es la tierra y el planeta el hogar de nuestra especie. Y sin un planeta sano no tenemos capacidad de evolución como especie.

Se hace necesario un uso sostenible de la tierra en el que disciplinas como la agricultura orgánica, la agroforestería, la captación de agua, la regeneración de suelos y otras muchas ramas de la ecología aplicada tienen mucho que decir y aportar en la permacultura para un verdadero cuidado de la tierra.

2. Cuidar a las personas

Ocuparse de sí mismo, de la familia y la comunidad

Nadie en su sano juicio pone en duda que todas las personas debemos tener derecho y acceso a los recursos y conocimientos. Y que es necesaria una justicia social en la que todos tengamos igualdad de oportunidades.

Pero existen ámbitos en los que esta justicia pasa desapercibida.

Esto forma parte de una permacultura social que se ve claramente en la flor de permacultura, y en esos pétalos que son considerados como la “permacultura invisible”: salud integral, desarrollo personal, biocultura, hogar y otras muchas facetas del bienestar personal.

Para dar, necesitamos estar bien, debemos empezar por nosotros mismos y expandir ese potencial hacia fuera: en nosotros, nuestro hogar, la familia, los amigos, la comunidad, lo local, lo territorial… Puede no ser fácil al principio, necesitaremos de una transición interior y también de un estudio y diseño de la zona 00.

Pero sólo teniendo cierto grado de integridad y un centro de gravedad sano, podremos poner verdadero equilibrio entre nuestras necesidades personales y las necesidades de la comunidad.

3. Reparto justo de la riqueza

Redistribución de los excedentes. Poner límites al consumo y a la reproducción

Entender los recursos como ilimitados es lo que nos está haciendo llegar al colapso y declive energético por ejemplo. Si aceptamos que la naturaleza tiene limitaciones así como su capacidad regenerativa, podremos hacer un uso coherente de los recursos y poner en práctica un reparto equitativo a nivel social.

Este principio ético está muy ligado a la economía, a una economía que desde la permacultura bien podría entenderse como economía del bien común.

Hace referencia a repartos equitativos de los excedentes, pero sobretodo reparto e inversión de excedentes en los dos principios anteriores: cuidar la tierra y cuidar las personas.

Siendo así, entonces sí podríamos dar un paso hacia una cultura sostenible y permanente.


Pero no me interesa en este punto pararme a hablar largo y tendido de lo que creo o pienso o dejo de pensar.

Porque con toda la información que tienes en este artículo me interesa mucho más saber qué opinas tú y cómo pondrías en prácticas estos principios éticos.

 

Reflexión compartida: mesa redonda

No he podido resistirme y pedirle a Tato que hiciera una reflexión final para este artículo. Una de esas reflexiones a veces mordientes pero que son oro molido, y si le sigues en facebook sabes bien de qué te hablo.

“Los principios éticos y de diseño son la base de la permacultura, y son los que la hacen ciencia y cultura.

Un elemento inherente de la cultura es la filosofía, en el caso de la cultura de lo permanente es la ecofilosofía, y ésta bebe en su mayor parte de la ecología profunda.

A mi parecer puede ser justificable, sobre todo al principio, que se haya hecho mucho hincapié en el pragmatismo permacultural llevado a una ética elemental y una práctica del diseño centradas en el enfoque agrosistémico.

Los mismos Holmgren y Mollison dicen que los principios de diseño se enseñaron de manera que pudieran ser recordados como si de una lista de supermercado se tratase.

Creo que fue lo adecuado para ese momento.

Pero ahora, décadas después y como resultado de la expansión de la permacultura, muchas personas buscan en los principios éticos y de diseño una mayor hondura; con el fin de que la cultura sea realmente cultura y de que lo permanente se haga verdaderamente permanente.

A estas personas ya no les basta una nota o una receta con principios para ser memorizados,  sino un códice paradigmático que sirva a la evolución del individuo y a la evolución resiliente que avanza hacia las comunidades en transición.

La evolución es el proceso más esperado por cuantos aspiramos a un cambio que abra la esperanza de un nuevo modo de ver, sentir y actuar en el mundo.

El nuevo modelo está por venir, sobre una ética profunda y unos principios de diseño que ahonden también en un pragmatismo profundo. En el que lo que se hace… se tiene que sentir”

 

Y aquí empieza la mesa redonda.

¿Conocías la estrecha relación de los principios éticos de la permacultura con la ecología profunda?

¿Cómo pones en práctica estos principios?

Tus aportaciones y comentarios en este artículo son muy importantes para entrever el futuro que contemplamos desde la agroecología y la permacultura.

Espero sinceramente que este post te sirva para seguir dando pasos y hacer algo más por ti, por los demás y por el mundo.

Y como siempre, ya sabes, ¡si te gusta comparte!

¡Gracias!

Patricia Cabana
Coordinadora General en AGRhumus

Estoy formada en Diseño, Arquitectura Sistémica y Permacultura. Y me dedico al impulso, visibilidad y apoyo de proyectos agroecológicos.

Soy asesora de Agro-marketing, Branding rural y Packaging ecológico, ofreciendo estrategias y soluciones de marketing, diseño de marca, diseño corporativo para empresas, emprendedores y proyectos agroecológicos, así como estrategias y diseño para la comercialización de productos ecológicos.

Compagino mi actividad profesional como socia y miembro de APASOS y colaboro en el proyecto Espacio Permacultural en la Laboral Ciudad de la Cultura de Gijón.

Desarrollo mi labor social al apoyo, la promoción y emponderamiento de la mujer en el ámbito rural, la crianza natural y la pedagogía de la autenticidad.
Patricia Cabana on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *