Agricultura integrativa: la agricultura como un Todo


La agricultura integrativa es agricultura holística e integral. En este artículo hablamos de ecología profunda y cómo se aplica el pensamiento sistémico y la Teoría de Sistemas en la agricultura.

La agricultura integrativa como decimos en nuestro lema es: agricultura de siempre para la gente de hoy, significa que la transmisión oral confluye con la nueva ciencia y básicamente se centra en tres principios fundamentales:

  1. lo integral
  2. la integración
  3. la integridad

Y es que acercarse a la agricultura integrativa es acercarse a la base de datos de la naturaleza y tener acceso a su disco duro y por lo tanto a la bioinformación. En el artículo de hoy descubrirás todo lo que la agricultura integrativa puede hacer por ti y por tu entorno. ¡Empezamos!

agricultura integrativa

Bases de la agricultura integrativa

Primero de todo, y para articular adecuadamente los conceptos de este artículo, hemos recurrido al modelo holístico no como un simple enfoque, sino como una ciencia del Todo. 

¿Y en qué se basa la agricultura integrativa?:

  1. En el sentido de la vida.
  2. Las dinámicas interiores de ésta.
  3. La puesta en práctica del conocimiento de estas dinámicas aplicándolos al bio-cultivo y la permacultura.

Si entendemos que estamos en constante estado de aprendizaje encontraremos el aula en la naturaleza, y de este modo veremos que ésta nos ofrece (de modo natural) un entorno ideal para la observación, la experiencia directa y el reconocimiento de nuestra naturaleza humana.

La metodología de la agricultura integrativa

La metodología es sencilla y se basa en la síntesis y la percepción, o en lo que a nosotros nos gusta llamar “el ojo holístico”.

Con esta metodología podemos re-conocer las leyes y principios que dan origen, estructura y sentido a la vida, y al mismo tiempo también podemos comprender la biodiversidad y la sostenibilidad.

¡Ahí es nada!

En ella podrás reconocer ciertos materiales que te pueden resultar familiares, como por ejemplo la escuela de sistemas, la ciencia integral, la teoría holónica, la hipótesis gaia, el concepto de holoverso, el tao de la física,  la permacultura y el diseño inteligente.

Y al mismo tiempo encontrarás también en la agricultura integrativa un material nuevo e inédito que es el producto de una labor ardua, honesta y de rigurosa síntesis y simplificación.

Puedes encontrar información detallada sobre las leyes y materias de agricultura integrativa en nuestra página de cursos de permacultura y agricultura orgánica.

 Poco a poco iremos desgranando las claves de la agricultura integrativa, sólo te pedimos algo más que una ojeada y alguna que otra pausa para la reflexión de los contenidos.

 

El ciclo interminable: ¿Qué busco? ¿Qué necesito?

Lo que hace del buscador incansable un “encontrador” es precisamente el encuentro, porque precisamente en el encuentro es donde descubrimos mucho de aquello que ya conocíamos pero que no sabíamos cómo aplicar.

Seguramente tú también compartes que los que somos agricultores siempre estamos buscando, siempre aprendiendo, observando, relacionando…

Será tal vez porque queremos conocer el funcionamiento de las cosas, sin embargo el día que descubrimos lo que es cultivar y nos ponemos a recrear un entorno sentimos de pronto la necesidad de conocerlo a fondo.

Y es entonces cuando nos ponemos a buscar conocimientos y queremos hacernos con herramientas para el control de plagas, obtener mejores cultivos, mejorar las condiciones del hábitat, establecer relaciones mutuas…

APÚNTATE

Recibe gratis nuestra Guía Ilustrada de Agricultura Orgánica

 

Aseguramos 100% tu privacidad. No compartimos tus datos con nadie.

 

Sinceramente creo que nos convertimos en agricultores para recuperar el significado de lo permanente, de la vida, mientras que a la vez ponemos nuestro empeño en ser más conscientes del entorno y de lo que éste significa. ¿Te ocurre a ti lo mismo?

Y seguimos aprendiendo y la naturaleza se convierte en una escuela. Se convierte en una escuela tan grande que es también una comunidad de cultivadores, es como una comunidad de buscadores que quieren hacerse con las técnicas y habilidades de unos a otros.

De esta forma se establecen relaciones mutuas, afines, afectivas y solidarias hasta crearse un tejido humano ligado a la piel de la tierra. Un tejido que crece colectivamente y que sirve de vehículo a la información, a la ilusión, a los sueños y los ideales.

Y la búsqueda continúa… ¿Qué busco? ¿Qué necesito?… ¿Qué espero encontrar? Es un ciclo viciado e interminable… ¿Te suena?

El secreto

Pues es precisamente así como nace la agricultura integrativa, de esta dinámica viciada, y a la vez de esta ambición sana que orienta a las personas a conocer más y a querer comprender mejor.

Es seguramente nuestro espíritu de investigadores con pleno derecho lo que nos hace avanzar, es un “algo así” como que “tenemos que hacernos a nosotros mismos”.

Por eso la agricultura integrativa ha nacido para sumarse a un movimiento creciente que re-evoluciona al origen y se proyecta al futuro.

Tal vez porque creemos que todo aquel que busca espera el secreto y de ahí que la agricultura integrativa se centre precisamente en esta búsqueda, mostrando que  la verdad es simple y el secreto es sencillo.

Todo este tiempo hemos estado encima del secreto y lo hemos tenido al lado, de modo que ha estado siempre girando a nuestro alrededor y aunque lo presentíamos no estábamos seguros de que fuera “eso” o de que fuera así. Seguro que a ti también te pasa 😉

Por eso el día que lo descubres te sorprendes de que sea algo tan accesible y te preguntas ¿cómo no lo había visto antes?.

Sin duda quien ha encontrado el secreto tiene la llave del cambio, de resonar y proyectarse, de atraer y ser atraído más allá de los límites existentes. Es como poder ir más allá de los horizontes que nos imponen, siempre más allá y más a fondo.

Y es entonces cuando ya no hay un círculo cerrado ni un ciclo viciado y para conseguir eso sólo hacen falta tres cosas:

  1. Una tecnología que es tu percepción.
  2. Una herramienta que es tu potencial creativo.
  3. Una visión que es al tiempo tu misión.

Una tecnología, una herramienta, una visión

» La visión está en el potencial de tu percepción: es esa capacidad de ver más allá de la apariencia, de ver más allá de lo que creemos ver.

» La herramienta reside en tu potencial interior: reside en tu capacidad de entender, de comprender y de hacer de manera armónica.

» La tecnología es tu cuerpo y es tu mente: y también tus emociones, y deben ser ensambladas como un Todo.

Estos tres puntos son muy importantes, porque al extraer la bio-información de la naturaleza y convertirla en herramientas y estrategias útiles es cuando dejaremos de emplear fragmentos de técnicas sin inter-relación.

Es entonces cuando dispondremos de más y mejores recursos de acción con los que hacer ventajosas asociaciones de cultivos, rotaciones más oportunas, una fertilización más completa y tratamientos biológicos más efectivos.

Y al final dispondremos de un hábitat, en definitiva, aún más sistémico, inteligente y bio-activo.

La agricultura como un Todo

Es bueno fijarse en que las palabras por lo general, y según quien las dice y cómo las dice, pueden ser sólo palabras o esconder todo un significado profundo.

Sin embargo parece un hecho que el desconocimiento de la semántica, el desuso de la dialéctica y el olvido de la etimología han transformado al lenguaje en una “cosa” banal y sin profundidad. Y por eso en el camino de la búsqueda llega un momento en el que se hace necesario recuperar todos los mensajes que esconden las palabras, poder sentirlos para entonces actuar.

La integración

La integración busca la unidad, porque la integración no separa, no aísla, no descarta y al igual que el agricultor orgánico no desprecia nada. Esencialmente integrar es aceptar, significa reunir y contar con todas las cosas valorando su diversidad, sus cualidades y potenciales.

Un ejemplo claro lo tienes en el agricultor orgánico que se integra en la naturaleza porque ésta lo asume y acepta, y es por ello que el buen agricultor acepta y asume en su hábitat todo aquello que se le integra de manera que no lo mata ni lo elimina.

¿TE GUSTA LO QUE ESTÁS LEYENDO?

Suscríbete y recibe contenido extra sólo para suscriptores

 

Aseguramos 100% tu privacidad. No compartimos tus datos con nadie.

Lo integral

Lo integral es la unidad. Es lo integral lo que convoca el nexo que todo y lo reúne para preservar las cualidades de todos los elementos.

Lo integral, es una actitud permacultural, es la aspiración a un Todo que lleva a vivir integralmente: porque el alimento conserva su unidad, porque la medicina y la salud conserva su integridad, porque el hábitat está unido y porque la vida se sostiene en un orden natural en el que todo se relaciona.

La integridad

La integridad es el centro de gravedad de la vida, de la naturaleza, del individuo y del hábitat. Es la integridad la que mantiene la hegemonía y la co-herencia, y puede definirse como la columna vertebral de la vida. Porque la integridad es esa línea vital que comunica todos los órganos y sistemas.

Si producimos un daño en su ser éste afecta de un modo u otro a todo el conjunto.

Y es que la integridad es poderosa precisamente porque favorece que se establezca un núcleo de conciencia. Un núcleo que es magnético y resonante, que sirve de motor a la voluntad, que irradia carisma, que favorece el liderazgo y que anima al conjunto.

Filosofía en la agricultura integrativa

Primero veamos la relación entre la agricultura convencional vs agricultura orgánica. La agricultura convencional está desnuda de filosofía mientras que la agricultura orgánica permeabiliza estos conceptos. Así de simple es la diferencia.

Ahora bien, nuestros antepasados aprendieron de la naturaleza la observación de las leyes naturales, así que el estudio de las leyes naturales no es nada nuevo. Y durante milenios las escuelas del conocimiento y filosofías como el Tao  han profundizado en ellas y ahora confluyen por fin con la nueva ciencia.

¿Qué te aporta la agricultura integrativa?

A pesar de que toda esta sabiduría existe se hace necesario dar un paso más y facilitar estas vías de conocimiento a todo aquel que busca. De esta forma la trofología, el ciclo, la polaridad, el tránsito, la analogía, la retribución, la permanencia y un largo etcétera de leyes naturales dejarán de ser meros conceptos y se convertirán en tecnologías que atienden al Todo, es decir, en holo-tecnologías.

Es por eso que en la agricultura integrativa puedes encontrar una gran aliada para tu búsqueda:

  1. Puedes encontrar respuestas, herramientas y tecnologías.
  2. Ser un investigador de tu laboratorio de vida, que se suma a otros laboratorios.
  3. Facilitar que seas un facilitador integrativo.
  4. Profundizar en el conocimiento práctico de las leyes y principios universales y naturales.
  5. Servir de plataforma a una nueva visión-misión agroecológica que impulse la nueva ecología, la nueva pedagogía, la nueva eco-convivencia, la nueva eco-no-mía etc
  6. Estimular el potencial de los sistemas bio-orgánicos, permaculturales y eco-aldeas.
  7. Establecer un marco semántico y dialéctico renovado que facilite la comunicación fluida.
  8. Hacer de la integridad, la integración y lo integral valores comunes y de facilitación.
  9. Difundir proyectos, facilitar iniciativas y crear oportunidades.

De este modo y para concluir te doy la binvenid@ al apasionante mundo de la bio-información y la agricultura integrativa. ¿Te apuntas?

Si has llegado hasta aquí sin duda eres un buscador así que mil gracias, me gustaría saber tu opinión y por favor ayúdanos a difundir y comparte!

Tato Peña
Cofundador de AGRhumus. Armonólogo formado en la Escuela de Sistemas y Ecología Profunda con más de 30 años de experiencia en agricultura orgánica, permacultura y sistemas integrados.

Desde 1985 impulso proyectos de desarrollo rural en colaboración con Cooperación Española, Universidades Internacionales y Ministerios Agrícolas.

Profesor de Filosofía Holística desde 1989 y presidente de la Asociación Internacional de Investigación y Divulgación Holística, donde desde 2009 desarrollamos modelos de Ecoxistencia y Laboratorios de Vida.

Ideólogo e impulsor de la Agroecología Integrativa como modelo de transición, económico, medioambiental y eco-social.
Tato Peña on Facebook

6 comentarios en “Agricultura integrativa: la agricultura como un Todo

  • ¡Hola!, me llamo José Antonio, el planteamiento de la Agricultura integrativa que exponéis arriba en esta página me parece una excelente idea, tanto como forma de practicar la agricultura como de forma de vivir en armonía con la Madre Tierra. Yo comencé hace unos 10 años en una finca de unos 28.000 metros heredada de mis padres a realizar un trabajo agroforestal combinando la producción de forraje intercalada con la plantación de árboles, en un principio nogales de varias clases, pero hoy están plantados 41 especies autóctonas distintas de árboles de las cuales 31 son frutales, últimamente estoy intercalando frutos del bosque y han renacido de forma natural toda clase de plantas autóctonas como los anises, manzanilla amapolas, tomillo, etc., etc., los setos se están formando con la zarzamora, el sauco, las retamas y parras retoñadas de lo que fue un viñedo de mis abuelos. Cuando empecé mi trabajo era un terreno prácticamente muerto, había estado mas de 20 años sembrado de maíz donde se aplicaban herbicidas y pesticidas junto con fertilizantes químicos, en ciertas partes de la finca estaba tan envenenada que plantaba los árboles un año tras otro y morían. Hoy estoy orgulloso de que la vida ha renacido en ese pedazo de tierra hay hormigueros, avispas, topillos y como he dicho antes han vuelto a implantarse todo tipo de plantas autóctonas, en fin la vida ha vuelto a resurgir. Ahora mismo un vecino y amigo del pueblo ha instalado unas colmenas de abejas que sirven de polinizadoras a todas las plantas. He aprendido mucho en estos años pero me falta mucho por aprender y me gustaría compartir mi experiencia con la demás gente y aprender de otras experiencias que se están realizando por otros lugares. Os dejo mi correo electrónico para ponerme en contacto con vosotros. Un abrazo.

    • Hola Jose Antonio! Muchas gracias por tu atención y consideración hacia la idea de este artículo, que no habla sólo de tecnologías cognitivas aplicadas a los sistemas. En posteriores artículos extenderemos el concepto de Agricultura Integrativa que desde luego no debería ser algo nuevo, sino una forma de aceptar el tránsito de los suelos y cultivos.

      Frecuentemente nos encontramos con el obstáculo de que la gente se radicaliza sin tener en cuenta las bases de la agricultura tradicional que de por sí es un patrimonio y un legado. Su desvirtuamiento se ha convertido en la conocida “agricultura convencional” que arrastra la pérdida de valores y la soberanía. Y los resultados y consecuencias ya los conoces, y además por lo que cuentas, los has vivido.

      Por eso experimento una sensación de afinidad en tus palabras, la manera como relatas tu experiencia y el modo en que has trabajado y vivido ese “pedacito” de tierra, dejan claro tu sentimiento de conexión con el entorno y la vida.

      Lo celebro sinceramente y no dudes en que estamos muy en contacto desde este momento. Un abrazo y bienvenido!

  • Gracias Tato por tus palabras, y por tu buen hacer que desinteresadamente puede orientarnos y servirnos a personas que buscamos seguir una senda de trabajo de la Tierra en armonía con la Naturaleza y la Vida.

  • Simplificar a la maxima potencia. Dejar que todo el trabajo lo haga la naturaleza. Cosechar justo lo que necesito para el dia a dia es toda mi labor. El resto del tiempo duermo la siesta o estudio como simplificar mas y mas sin intentar entender a la biosfera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *